proyecto

El proyecto de la Imaginaria surge, por encima de todo, para responder a nuestra propia necesidad como creadores y profesionales de las artes escénicas en activo por tener un espacio libre y seguro para trabajar y crear, tanto en solitario como en trabajos y formaciones de elenco. Creemos que esa clave, vigente, es algo decisivo y muy importante, porque no compartiríamos un espacio en el que no creyéramos, que no trabajásemos y habitásemos nosotros mismos

Una vez conseguido, imaginamos las posibilidades, las sinergias, la potencialidad de los encuentros que podrían ocurrir si apostábamos por abrir nuestras puertas y compartir lo que tenemos con más profesionales, creactiv@s, y apasionados de las artes, de todas las artes, con las escénicas como universo principal

No podíamos resistirnos a hacerlo

Así nace La Imaginaria

Ahora, La Imaginaria abre sus puertas

Abre sus puertas a la libertad creadora, al juego teatral, a la magia escénica y de lo escénico.

Abre sus puertas por y para que dances, vivas, improvises, cantes, compartas, te formes, e intervengas en las artes.

Abre sus puertas porque:

“El mundo está lleno de pequeñas alegrías, y el arte consiste en
saber distinguirlas” 

Li Tai-Po

 

equipo

gonzalo albiñana
dirección

Se llama Gonzalo Albiñana (Ahora, al menos) Formado principalmente como actor, dramaturgo, actor de doblaje y mago, desarrolla con esta última la gran parte de su actividad profesional. Ha conseguido y buscado siempre su inspiración fuera del mundo de la magia tradicional, por lo que sus producciones son creativas y diferentes. Es un tipo muy absurdo. Un Sombrero que escribe, cuenta, dirige, a veces hace el payaso, actúa, crea y hace magia para eventos, espectáculos y proyectos de todo tipo, dobla, y, por qué no, imagina y sueña. Ahora, imagina La Imaginaria.

colaboran

enrique szurek

Se llama Enrique Szurek. Graduado en Artes Escénicas por la Escuela Universitaria de Artes TAI (Madrid), con formación adicional en Psicoterapia Gestalt en el IPG de Madrid. Ha trabajado como actor en diversas producciones teatrales como “Autodestrucción”, “Maldito sea el hombre que confía en el hombre” o “Noches de comedia con Chejov” además de participar de manera esporádica en series como “Detectives” o “Centro Médico”. Su pasión por contar historias se ve fuertemente condicionada por el interés en las pequeñas cosas, las historias cotidianas. Un cuentacuentos de calle, más cerca de la realidad del día a día que de las historias épicas grandilocuentes. Ahora piensa y desarrolla estas pequeñas grandes aventuras en La Imaginaria.